Trasfondo turco

Religión y tradición en Turquía

Turquía es uno de los países islámicos más cercanos a nosotros, tanto geográfica como culturalmente. El 85% de los adultos está alfabetizado y el 73% de la población vive en ciudades. Las minorías más importantes son los kurdos y los árabes, además de los armenios y los judíos. La lengua oficial es el turco.

La mayor parte de los turcos son sunitas, una rama ortodoxa del Islam a la que pertenecen la mayoría de los musulmanes. La fe musulmana tiene una procedencia similar a la cristiana: Consideran a Adán, Abraham, Moisés y a Jesús profetas (para ellos, como para los judíos, Cristo no es el hijo de Dios) pero, además, tienen a otro profeta, Mahoma. Una gran diferencia entre el cristianismo y el Islam es que éste último carece de sacerdocio. Las mezquitas son lugares donde simplemente se va a rezar y cualquier hombre adulto puede ser Imán (predicador). Otra diferencia importante es que esta religión apenas ha cambiado en 1.400 años (algo que probablemente sea difícil de imaginar para un cristiano) y que muchos países islámicos aún se rigen por leyes que fueron creadas en aquel entonces, esto es, que hasta hoy no han experimentado Revolución Francesa ni Reforma alguna.

La tradición turca está estrechamente ligada a la religión y, por tanto, tiene mucho en común con otros países islámicos. El quinto pilar del Islam no permite a los musulmanes olvidar sus obligaciones religiosas. El Ramadán (periodo de ayuno) fortalece a la comunidad, así como el Sakat obliga a los más ricos a compartir su dinero con los pobres (deben dar el 2,5 % de su renta anual).

El hombre es el cabeza de familia y debe proporcionarle el sustento necesario y protegerla. La mujer permanece en casa y ha de ocuparse de las tareas domésticas, así como de la educación de los hijos. Los niños deben respetar a sus padres y mostrarles obediencia. Más tarde, serán ellos los que tengan que ocuparse de mantener a sus mayores.

En la sociedad islámica están prohibidos los encuentros libres entre hombres y mujeres. No está permitido mantener relaciones sexuales antes del matrimonio y tanto hombres como mujeres han de ir cubiertos por la calle; ellas, además, han de llevar el velo. En Turquía, todo esto ya no es un imperativo.
Otro aspecto importante en la cultura islámica es que no está permitido adoptar ninguna costumbre extranjera. Los musulmanes han de mostrarse liberales y tolerantes con otras culturas y adoptar todos aquellos logros científicos que les sean útiles pero no así sus costumbres, ya que eso sería como suscribir su propia inferioridad.

Muchas de estas cosas pueden resultar extrañas pero hemos de tener en cuenta que, no hace mucho tiempo, en Europa la situación era parecida. Además, tenemos que considerar que mucho de lo arriba mencionado apenas se da ya en Turquía.

 

Aquí podrá ver la versión original en alemán.

übersetzung spanisch Übersetzer Türkisch