Trasfondo alemán

Los derechos políticos

En general, tanto los extranjeros como los alemanes están sujetos al sistema judicial alemán, que se corresponde con una democracia. Los turcos que no tienen la nacionalidad alemana no tienen derecho a voto ni pueden fundar un partido. Sin embargo, sí les está permitido participar en los comités de empresa, los sindicatos, las universidades y en la fundación de asociaciones.

Las condiciones laborales y el permiso de residencia

Para poder trabajar legalmente en Alemania, los extranjeros necesitan un permiso de trabajo. Dicho permiso puede adquirirse si se cumplen las siguientes condiciones:

  1. Haber tenido, en los últimos ocho años, una ocupación laboral legal por cuenta ajena durante cinco años dentro del territorio federal.
  2. Haber residido de forma ininterrumpida durante seis años dentro del territorio federal, siempre que se esté en posesión de un permiso de residencia.
  3. Haber contraído matrimonio con un ciudadano alemán, siempre y cuando exista una convivencia conyugal.
  4. Haber tenido una convivencia conyugal de al menos cuatro años dentro del territorio federal con un extranjero que esté en posesión del permiso de residencia.

En los años cincuenta, debido a las circunstancias, se implantaron regulaciones especiales para los trabajadores extranjeros que simplificaban este proceso.

Existen diversas maneras de conceder el permiso de residencia. El permiso de residencia se concede primero para un año, después, cuando se solicita de nuevo, para dos años y, finalmente, se otorga el permiso por tiempo indefinido; ahora bien, para ello, tiene que demostrarse que se tienen conocimientos de Alemania y de su idioma o un puesto de trabajo fijo. Aquellos que tienen una autorización de residencia, que es la forma de visado más segura, no pueden ser expulsados fácilmente del país. Esta autorización se consigue cuando llevas ya ocho años viviendo en Alemania. Para aquellos que quieren adquirir formación profesional en Alemania, existe también el permiso de estancia, para el que se debe disponer de una situación económica estable. La licencia de permanencia es para aquellos que buscan asilo en Alemania.

El funcionario determina la concesión de la nacionalidad, que puede adquirirse si se ha vivido durante, como mínimo, diez años en Alemania o si se está casado con un ciudadano alemán. Otros requisitos son: Tener conocimientos del idioma, disponer de una vivienda y la no sujeción a otras nacionalidades. Para aquellos que han nacido o se han criado en Alemania, el proceso es más sencillo.

 

Aquí podrá ver la versión original en alemán.

clinica antroposófica, translation service, Übersetzung Deutsch Übersetzer